5 de noviembre de 2008

Carta escrita tras una conversación telefónica


Estimado Antonio:
Gracias, porque has contribuido a alegrarme el día tras haberte llamado. Hacía que no hablaba contigo desde principios de año y, aunque muy tarde, hoy ha sido el día para hacerlo.
Vinieron recuerdos con prontitud mientras escuchaba tu voz, tus palabras e inclusive nos hemos reído.
Desearía que jamás se perdiese nuestra amistad o que quedase enterrada en metros de profundidad; aún sabes cómo recuerdo el contacto diario que tuvimos.
Me preguntaste al principio de nuestra conversación: -¿Cómo estás?
-Tirando- respondí asimilando aquella voz que llevaba sin oír tanto tiempo.
No dudes que procuraré animarme, tal y como dijiste antes de despedirnos.
Un beso y hasta pronto.
María

P.D.: Lamento que la gata maullase tanto al principio. Se pone “celosa” cuando hablo por teléfono y como no estaba pendiente de ella, optó por dormir.

7 comentarios:

Aires dijo...

Hay llamadas que nos ayudan a recuperar la alegría que todos llevamos más o menos oculta en nuestro interior. Un besote.

Esther dijo...

Hola! gracias por visitarme,me he pasado por aqui y me gusta también tu rinconcito.Espero que el amigo del que hablas lo mantengas ,porque cada amistad es un tesoro,y cuantos más amigos tengas más rica eres ..

Saludos!!

tejedora dijo...

Aires: Llevas mucha razón y más cuando esa alegría lleva oculta bastante tiempo, que se necesita exteriorizarla. Cualquier día es bueno para hacer la llamada a ese gran amigo que se tiene y valora.

Un besote para ti.

Esther: Muchas gracias también por tu visita. La amistad enriquece como bien dices, y tanto que es así. He sido de pocos amigos, pero buenos todos. Alguien me dijo: “Amigos… con los dedos de una mano”.

Saludos.

Lourdes dijo...

Ay qué tesoro más grande el de los buenos amigos...
Y qué alegría nos da cuando volvemos a saber de ellos aunque sea por teléfono...
Y si les vemos después de mucho tiempo, ya para qué contarte...

En fin, que me ha gustado mucho.
Muchos besos, Tejedora.

tejedora dijo...

Lourdes: Tesoro que no se debe perder y además valorar.
Cuando se les ven después de mucho tiempo, hay más para contar ;)

Muchas gracias y besos para ti.

El club de los Parados dijo...

hola niña
vine a dejarte una sonrisa de buenas noches para cuando mas la necesites
Nos leemos ;-)

tejedora dijo...

El club de los Parados: ¡Qué trasnochadores somos!
Gracias por tu sonrisa, pero llévate, por favor, también la mía.
¡Qué virguerías haces de diseños con tu blog! Me gustan.
¡Claro que nos leemos!

Un abrazo.