18 de noviembre de 2008

Chesil Beach


Tienen poco más de veinte años, y se conocieron en una manifestación en contra de las armas nucleares. Florence es una chica de clase media alta, su padre es un exitoso hombre de negocios y su madre una activa profesora universitaria, y viven en una época donde se comen quesos franceses y yogurt, un alimento exótico para la época. Edward, en cambio, pertenece a una familia que apenas se sostiene en la zona baja de la clase media; su padre es maestro y su madre, tras un insólito, imprevisible accidente, vive desde hace años en una nebulosa. Y en su casa no hay comidas caras o extranjeras, las camas nunca se hacen, las sábanas rara vez se cambian, ni se limpian los lavabos. Florence es violinista, y Edward ha estudiado historia. Y ambos son inocentes y vírgenes, y se aman, y tras uno de esos largos cortejos de tira y afloja, donde el chico siempre tira y la chica nunca afloja, se han casado. Es un día de julio de 1962, un año antes de que, según Philip Larkin, en Inglaterra se empezara a follar, cuando El amante de Lady Chatterley aún estaba prohibido y no había aparecido el primer LP de los Beatles.

Intercala bastante bien la estancia de los recién casados –Florence y Edward- en el hotel su noche de bodas y cómo empezaron a conocerse, así como su relación hasta que optaron por casarse.
Lo que no esperaba es el desenlace de la historia de ambos. Ha sido interesante.

12 comentarios:

Ayla dijo...

Pinta bien, tanto como para dedicarle unas tardes de sofá y manta, con un buen cola-cao caliente para beber entre sentimiento y sentimiento. ¿Me lo recomiendas?

tejedora dijo...

Ayla: Claro que te lo recomiendo!!!! Tiene pocas páginas y lo lees enseguida, en concreto 184. Me han venido imágenes debido a acontecimientos recientes, mientras leía el libro.

Besos.

Esther dijo...

Parece un libro estupendo lo tendré en cuenta me encantan las hitorias de amor, dramas o de intriga..

un beso

tejedora dijo...

Esther:A buen seguro que te gustará.

Un beso.

Ayla dijo...

Pásate por mi rincón. Tengo un regalito para tí.
Un beso.

tejedora dijo...

Ayla: ¿Qué será? No se… Voy para allá y te respondo en tu blog si no te importa.

RAMPI dijo...

Gracias, lo tendré en cuenta.
Un abrazo
Rampi

Lourdes dijo...

Pues sí, me ha llamado la atención la historia. Habrá que buscarle un hueco, que ya ni sé los libros que tengo en lista de espera.
Aunque, bueno, como por lo visto es cortito, así que igual no supone mucho tiempo.

Besos, Tejedora.

tejedora dijo...

Rampi: Ok. ¡¡Qué bien consigues los videos para tu blog!!

Un abrazo.

tejedora dijo...

Lourdes: Me ocurre lo mismo; tengo muchos libros por leer e incluso una lista de libros por comprar.
Lo podría haber acabado antes siendo corto, pero con lo de cosas que tenía por hacer se demoró un poco.
Espero haya ido bien tu día en el trabajo. Lo importante es que te tengan mucho tiempo, aunque si es poco, lo considerable es que te tienen en cuenta para el mismo.

Besos.

amor dijo...

me ha encantado la cita de larkin, genial

s

tejedora dijo...

Amor: Si te ha gustado, recomendado queda el libro.

Un beso.