8 de agosto de 2009

¿Te regalo otro libro?


Esto ha sido lo que me ha preguntado hoy un amigo tras responderle que me gustó el último libro que me regaló.

Siempre tengo libros en casa –leídos y por leer-. Inclusive un familiar me recrimina dónde voy a poner tantos libros, pues la biblioteca está al completo. Acaba cediendo, porque sabe que en algún momento acaban leídos.

El amigo que cité antes, lleva sin leer muchos años porque la lectura le resulta aburrida. No hay forma de que entienda los beneficios de la misma. Pero, aparte de ser una persona encantadora, siempre acierta con los libros que me regala. Me resultan amenos y fáciles de leer.
Todo esto comenzó un día en el que iba de regreso a casa, desde la biblioteca, cargada de libros. No hizo falta que me preguntara si me gustaba leer. A partir de ahí vienen esas envolturas de papel de regalo, y que, a través de mi tacto se que esconde algo de forma cuadrada.

Finalmente, a la pregunta añadí un no por respuesta, seguido del pretexto de tener muchos libros en casa y más por adquirir –esto último lo obvié-. Oí una carcajada al teléfono. Le conozco y sé, como en anteriores ocasiones, que cuando nos veamos la próxima vez traerá consigo un libro.

13 comentarios:

Lourdes dijo...

Entonces, por eso se rió el muchacho. Tú le dices que no, pero él siempre hace lo contrario. Y si lo ha hecho siempre, ya es un mero trámite lo de preguntarte, eh?
jajajaja
Yo tb tengo la casa llena de libros, pero me encanta que me regalen siempre alguno.
Sí, a mí tb me conocen mis amigos... jejej

Un beso enorme, Tejedora!

mariajesusparadela dijo...

Es raro que acierte siempre si no le gusta leer. A no ser que lo aconsejen.

tejedora dijo...

Lourdes: Jjajaj le voy conociendo desde hace algunos años y sé lo que finalmente hace.
Besos, diablilla.

María Jesús: Bienvenida al blog.
Nunca pide recomendaciones, ni yo le “ayudo” sobre cual puede gustarme. Simplemente acertó con el primero y así desde entonces. Según él va a una librería, lee la contraportada y pensando en mis gustos, lo compra o, de lo contrario, va en busca de otro. Como ves, lee contraportadas pero libros de cabo a rabo no.
Un abrazo.

azul dijo...

El te traera un nuevo libro y acertará...aunque no lea ...te conoce ....y a lo mejor busca regalarte algo que le gustaría leer a él ...

Y tu lo leeras encantada

Leer es una de las cosas más maravillosas del mundo

Un beso

Lludria dijo...

Yo tampoco tengo nunca suficientes aunque reconozco que me da a temporadas. A veces soy lectora lenta e intercalo un libro con otro; otras, simplemente devoro y no puedo parar. En esas estoy ahora, devorando mis regalos de cumpleaños. Afortunada de tener ese amigo que te acierta con los gustos. Yo funciono con listas. Sigo con mi campaña de: "regaladme libros, por favor, por favor, por favor" -con la mayoría, me funciona-. Otra cosa es... dónde ponerlos. Me encanta la foto que has puesto en el post. Un besazo, Tejedora.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"que cuando nos veamos la próxima vez traerá consigo un libro."


Con la ilusión que tengo puesta en mi casa... ojalá la tenga tapizada de libro!

saludos!

Piluka dijo...

Un buen libro, siempre es un buen regalo!.
Besitos.

LJ-90 dijo...

Tal vez como dijeron por ahí es que a el le gustaria leer libros que te termina regalando...o algo así.
Yo también soy como tú, casi la mitad de mi biblioteca son libros que tengo por leer...pero es que siendo comprador compulsivo veo un libro que me puede parecer entretenido y lo compro...aunque a mi nunca me regalan libros x_x.

Un blog muy interesante tienes, nos vemos.

Rosa Cáceres dijo...

Bueno, Tejedora, si me parece estar viendo mi mesilla-libresca jajaja. Yo también soy una bibliófila empedernida. Me gustan tanto los libros que si leo uno prestado, luego voy y me lo compro. También me encanta tenet uno en la mano, aunque sea cerrado.
Mi casa está tapizada de librerías del suelo al techo, tenemos má de cinco mil volúmenes, pues no soy yo sola la loca de los libros, jajaja.
Me encanta lo que cuentas. Un libro es el mejor regalo.
Este mes es mi santo y ya sé que me van a regalar más de uno.
Un besico, guapa.

cabopá dijo...

¡Ay Tejedora! Qué habitación tan "mona" con esa mesilla-libresca me acabo de inventar un estilo jajaja... y con su dosel...una vez dormí en una habitación de hotel que tenía sobre la cama un dosel...me sentí una princesa de cuento de uno de esos libros que cuentan cuentos....En nuestra casa falta sitio hace tiempo para los libros pero no sobran y están por todas partes, encima, debajo, sobre, tras..jajaja. Besicos desde el patio lleno de jazmines en una playica del Mar Menor....

Lunaria dijo...

Amos a ver tejedora. Los hombres al parecer, entienden que cuando queremos decir no, es un SÍ. A veces hasta aciertan y todo!

Yo hace días que no agarro el Milenium. A ver si lo acabo de una buena vez.
Besotes linda.

tejedora dijo...

Azul: Los leo encantada, es cierto, al igual que los restantes libros.
Y sí… es una de las cosas más maravillosas del mundo.
Besos y buenas vacaciones.

Lludria: También tengo una lista titulada “Libros por comprar”. También tengo temporadas como las que comentas. Hay libros que están como en la foto (uno sobre otro).
Un beso.

La sonrisa de Hiperión: Ojala sea así. Seguro que quedará bien tu casa.
Saludos.

Piluka: Sí que lo es.
Besos.

LJ-90: Bienvenido a tu casa.
Si no te los regalan, apreciarás igualmente alguno que puedas comprarte. También depende de la persona, pero yo los aprecio igual.
Eres de Perú: hay escritores peruanos, cuyas obras me gustan.
Un abrazo.

Rosa: Casi siempre llevo consigo un libro, ya sea en el bolso o una bolsa. Aparte de casa, en viajes o en la ciudad (si voy a un sitio en el que preveo que vaya a tardar y no pasar tanto aburrimiento, como por ejemplo, cita con el médico).
He caído en lo de tu santo; te felicitaré.
Un beso.

Cabopá: Ya somos muchas por aquí que nos falta sitio para colocar libros.
Tengo un jazmín en el piso y todas las tardes recojo los que hay. Me acuerdo de ti.
Besos y pásalo muy bien.

Lunaria: Es cierto lo que comentas. A muchos hombres les ocurre eso.
Tengo la trilogía completa (el tercer libro, a simple vista tiene más páginas que los restantes), pero el primer libro se lo dejé prestado a un familiar y no puedo comenzar el segundo. No te preocupes. Tarde o temprano lo acabarás.
Besos, preciosa.

Alvaro Peña dijo...

Cuanta razón tienes!!! espero que estes disfrutando de estos díasde verano. Un abrazo desde Murcia