17 de enero de 2009

Sospechas sin concluir


Hay personas que conocen mi gusto por la lectura. Tengo una lista de libros guardada en el ordenador y a la cual sólo tengo acceso a la misma mediante una clave.
Adquiero los libros bien en librerías o por catálogo. Cuando es por esto último, viene a casa una persona identificándose en nombre de la empresa e incluso, semanas antes, anoto en la agenda los libros que he pedido. Pero llevo sin pedir libros desde hace dos meses.
Ayer ocurrió algo diferente. Llamaron a la puerta por la tarde, ojeé en la mirilla y abrí. Se trataba de un señor que trabajaba para una empresa de mensajería. Dijo mi nombre y apellidos, asentí y añadió que traía algo para mí. Respondí que no había pedido nada, a lo que dijo que era un envío a mi nombre. Mientras firmaba en la hoja, me di cuenta que mis datos personales eran correctos, así como la dirección.
Al cerrar la puerta, abrí el sobre y se trataba de un libro. Tengo la primera parte, pero no esperaba la segunda. Se trataba de “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina” de Stieg Larsson.
Lo primero que pensé es si podría tratarse de alguien que lo cargase a mi cuenta, aunque el repartidor venía convencido de a quién tenía que entregar el sobre. Comprobé los movimientos de mi cuenta corriente y todo estaba correcto.
Queda por pensar de quién se trata. Las sospechas no concluyen. Me recuerda a que hace unos años me sucedió lo mismo, pero con un juego de maletas y aún no sé quien me las regaló. Me puede la inquietud con la finalidad de dar las gracias a la persona que haya hecho esto.



He estado muy atareada, y sigo estándolo. Algunas tareas se solventaron y otras no. Perdonadme por no poder opinar ni leer todo lo que deseo en vuestros blogs.
Un saludo.

21 comentarios:

Catman dijo...

Encualquier caso, estoy convencido que esa persona, sabra que lo agradeces.

Feliz fin de semana

SeaSirens dijo...

Tejedora, que misterio, por dios!!
Está claro que alguien que tu no sabes, está velando por ti, de alguna manera...
Ha de ser muy emocionante, sinceramnete.
Quizá tú también deberias buscar tu fotomatón...jeje.

La verdad es que he echado de menos tus escritos, pero espero que tu silencio, se deba a algo muy positivo, porque o si no no tienes excusa...(jeje).
Bueno, espero que puedas dedicarle el tiempo que pretendes.
Muchos besos y cuídate, guapísima!!!

Calila dijo...

Definitivamente emocionante...!
Esos regalos inesperados de todo tipo son siempre bien recibidos y mas cuando dan en el clavo...!
Muchos saludos

Ana dijo...

Que intrigante...¿Será un admirador secreto que conoce tus gustos?
Se te echa de menos...
Muchos besos y feliz finde.

Lourdes dijo...

Ay, mi Tejedora, que se pierde y no dice naíca. Y claro, pos se le echa de menos, ¿qué le vamos a hacer?
Y es que cuando hay cosas que hacer, hay que hacerlas. Así que, tranquila, que nosotros intentamos seguir aquí... jeje.. Y te lo dice una que ha estado perdidita tb unos días... Si ejque...

Y en cuanto al post, está claro que hay gente que sabe lo que te gusta, ¿no?
Y mola eso de recibir regalitos... Joé, y si aciertan ya, es que es lo mejor... Pero claro, estás tú ahí en la duda, y eso es un poco jodiíllo...

Besos, guapa.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Me pareció ver un lindo gatito... no?
jajajajajaja
Saludos

Lunaria dijo...

Umm, Tejedora, me imagino la sorpresa que te llevarías. Es emocionante e intrigante que alguien te regale sin esperarlo. Supongo que será un admirador secreto. Disfruta de la lectura.
Ahh, yo te echo tambien de menos por aquí.

Esther dijo...

En todo caso es una buena sorpresa, a ver si descubres quien ha sido...Un beso

Esteban dijo...

Seguro que es un "admirador secreto" que te hace un regalo. Por cierto, si te envía un libro es que es una buena persona.

En caso de que sea otra cosa, me lo dices y les damos mi dirección ¡a ver si cuela!

Un abrazo,

Esteban

Cristinaa dijo...

Holaa!!
Lo importante es que hayas vuelto =D
Qué intrigante el regalo, a saber quién ha sido!! Ahora a leer y disfrutar, que quien te lo haya reglalado te conoce bien ^^
Y el gato precioso!
Un beso!

Dashina dijo...

Mmmmm, casi como de novela de misterio!!! De todos modos, seguro que quien lo envía te conoce bien: sabe a quién pedirlo y sabe que ese libro no lo tienes. Si resuelves el enigma espero que compartas la solución.

Besitos

Lourdes dijo...

Hola, Tejedora.
Que ya sé que estás mu ocupá, pero te he dejado un encarguito en mi blog, por si te apetece hacerlo.

Besos, guapísima.

Lina dijo...

Vaya, qué misterio... creo que vendré por aquí para conocer a la misteriosa persona que te he hecho ese regalo...

Me llamó la atención tu perfil, chica, 31 años, tejedora y andaluza (cómo yo), no serás por casualidad de la tierra de los olivos.

Besos.

Mariposa_de_papel dijo...

Bueno tejedora, los regalos siempre son bien recibidos ¿no?

Saluditos guapa, y espero que desveles ese misterio ;)

Mariposa_de_papel dijo...

PD: o es un admirador o un acosar que conoce todo sobre ti...:D

Hermoso gatito, miles de besos para él ;)

Carmen dijo...

¡Qué misterio!

Esto le gustaría a cualquiera. Siempre nos agrada que se acuerden de nosotros y estoy segura que quien te lo haya enviado sabe que lo agradeces.

¡Disfrútalo wapa!

Un besito!!!

faladomi dijo...

Que suerte has tenido.
¡Que lo disfrutes!

Ayla dijo...

Qué suerte no dejarse tentar. Yo es que soy muy fácil de convencer y a veces se aprovechan de mí por eso. También es cierto que me dejo en lo que me conviene, je,je,je.
A mí también me gustan los gatos. En casa tenemos una muchachita muy hermosa y consentida que tiene doce años.
Buen fin de semana, tejedora.

tejedora dijo...

Respondo a todos/as: Sabe que le agradeceré el regalo, aunque no lo haga en persona por el momento, porque por más vueltas que le doy, aun no sé de quién se trata.
Bienvenidas a las dos personas que han escrito. A una escribirle que soy de un lugar donde hay olivares, y no es Jaén.
Tendría que pensar, Estéban, si fuese otro regalo, dar tu dirección ;)
A Lourdes, decirle me alegra esté de nuevo por aquí, la echaba de menos, y a todos en general mientras estaba ausente.
Ayla: Ya somos dos a las que nos gustan los gatos. Puedes decir con la boca bien grande la edad de la tuya. Los míos son más pequeños.
Lunaria: Es que… no creo que tenga un admirador secreto.
Algún día os comentaré el libro, aunque antes tengo muchos por leer.

Gracias y besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Abrir la puerta y encontrarse un libro que no se ha pedido. O el azar o alguien te quiere mucho. Seguro que te lo mereces.

tejedora dijo...

Pedro: Gracias por tu comentario. Puede ser, como bien escribes, una cosa u otra. Tenía pensado adquirir el libro pero mucho más adelante.

Un abrazo.