24 de octubre de 2008

Tristeza


La tristeza de Ana se halla presente continuamente. Sus padres eran demasiados estrictos y antiguos con ella y debido a esto fue difícil que hiciera amigos. Recuerda con demasiada nostalgia aquellos veranos en los que se encontraba con sus abuelos y éstos les buscaban amigos para que no pasara demasiado tiempo cuidándoles, sino divirtiéndose. Era feliz mientras se encontraba con sus amigos y cuando se ausentaba, ayudaba en los quehaceres de casa. Sus abuelos fallecieron con el pasar de los años. Ana recuerda, con respecto a sus abuelos, consejos que no recibió de sus padres e incluso le pregunta al Dios en el que cree ¿por qué se fueron contigo tan pronto? Siente el vacío de ellos desde aquel momento.

Desde entonces no salía para divertirse, todo volvió como al principio. Si los fines de semana salían, por ejemplo, personas de su edad, ella se quedaba en casa viendo la televisión, leyendo un libro o haciendo resoluciones matemáticas que se le daban bien.

Su primer noviazgo fue extraño, por la parte contraria, durante breve tiempo cuando comenzó a estudiar en la universidad e hizo que la medicaran contra una depresión que tuvo, debido a que el mismo finalizó mal. Según cuenta, aún sigue tomándola en pequeñas dosis. Pudo más su fuerza de voluntad para salir de ésta y decidió emprender una nueva vida apuntándose a cursos para enriquecer su currículum así como actividades solidarias.

Pocos años después tuvo un segundo noviazgo, duró poco más de medio año y le ha dejado varias heridas en su alma. La poseía constantemente, no dejaba ver a sus amigos y familiares e incluso pensaba que le era infiel aún pensando que ella es sincera.

No tiene trabajo, serán los tiempos difíciles por los que estamos pasando, ni tampoco cede en presentar currículums todos los días y estudiar demasiadas horas para que en el futuro tenga un trabajo “fijo y estable” como suele decir.

6 comentarios:

Valeria dijo...

pobre Ana... esta en epoca de vacas flacas... pero siempre hay q pensar q al final de la noche siempre nos espera un maravilloso dia completiiiito para hacer con el lo que queramos!..

un abrazo!. y sigue adelante... te visitare seguido...

Sara dijo...

Tejedora de palabras.
pero Ana tiene a su favor los bllos recuerdos de su niñez, eso siempre sera un puntal en su vida, en la presente y en la futura.

besos y mimitos.

El vecino del 4º dijo...

buenas tejedora, pasé a saludarte...veo un delicado, duro y real texto...en este mundo hay muchas Anas como la que describes, sin duda, incluso cosas más duras aún...pero al final los dueños de las sonrisas somos nosotros mismos.Sigo pensando que aún es posible vivir.En fin...

besos desde el otro lado de la ventana, desde el otro lado de la luna.

tu vecino del 4º

tejedora dijo...

Ante todo, muchas gracias por vuestros comentarios.

Valeria: Ana califica lo que le sucede a algo similar a una escalera muy larga, que la conducirá a un sinfín de cosas que nos trae la vida, la mayoría son positivas, pero se cae de los peldaños y tiene que comenzar desde el principio. Cuando tiene un mal día, precisamente, piensa lo que bien comentas: el día siguiente será mejor que el de hoy.
Un abrazo para ti y por supuesto que te seguiré visitando.

Sara: En mayor parte vive gracias a los recuerdos. Son los que le hacen ser más fuerte.
Besos y mimos que no te falten.

Vecino: Ella sonríe incluso cuando se encuentra triste, qué contradictorio ¿no? Será porque no quiere que los demás descubran lo que le ocurre. Me dijo que una ex compañera de trabajo valoraba su sonrisa cuando tenía un mal día, pero Ana pensaba: Menos mal que no sabe cómo me encuentro en estos momentos. Dicho de otra manera le preocupa la felicidad ajena más que la propia, aunque le indique que no es así como debe ser. En el fondo pienso como tú en que ella querrá vivir.
Besos sin ausencias para ti.

aires dijo...

Un beso animoso para Ana que le ayude a subir los escalones de esa escalera de la vida, que hay ocasiones en que se convierte en más empinada de la cuenta.

tejedora dijo...

Aires: Realmente lo necesita, y su recuperación está siendo lenta.

Infinitas gracias por tu visita.

Besos.